Leyentes de este lugar

Tódo para el blog

Dibuje, pinte, raye ñ.ñ

lunes, 25 de julio de 2016

Flotando en el Mar


Flotando en el Mar

    No sé cómo llegué a ese lugar. Sólo desperté y la vi a mi lado: la mujer más bella de todas, con la sonrisa más alegre y tierna de todas. Estábamos en un pueblo desconocido, en una playa desconocida, con arenas blancas y aguas cristalinas, era un color esmeralda. Estábamos sentados frente al mar cuchicheando un mate, o unas cervezas, no lo recuerdo y, de cualquier forma, es irrelevante. Lo importante era que estaba junto a ella.

    En medio de las risas, recuerdo preguntarle dónde nos encontrábamos. Era un pueblo cerca de La Serena y Coquimbo. Me costó obtener esa información, pues ella jugaba conmigo y lo disfrutaba. Disfrutaba el tenerme perdido, disfrutaba tenerme fuera de mi y fuera del mundo. Recuerdo que le pedía especificaciones, quería saber el cómo llegamos a ese legar y ella, en lugar de contestarme sonríe alegremente, me da un beso y se lanza sobre mi, de una forma muy sensual.

- ¿Quieres saber cómo llegamos o a dónde vamos? - Interrogó suspicazmente con mirada coqueta. 

    Mi respuesta fue simple: silencio nervioso, lleno de respuestas a su pregunta. A ella no le importó ese silencio, era la respuesta perfecta para ella, pues la invitó a tomarme rápidamente con su picardía habitual y llevarme al mar. Sólo en ese trayecto, en menos de 20 pasos, me excitó hasta el alma, tan sólo de verla tan decidida. Esta mujer me volvía loco siempre, con cada sonrisa, con cada mirada, con cada paso y movimiento de sus caderas, con cada palabra amorosa y con cada pensamiento que pasaba por mi mente.

    Llegamos al agua y me sacó la polera sin dificultades y de forma sensual, mientras yo la miraba absoluta y obviamente baboso. Ella lo tenía claro, me tenía en sus garras, por lo que no dudó en enterrarlas en mi cuerpo con un gesto poco decoroso. Se sacó su camiseta y corrió desesperada. Sólo me reí y la contemplé. Andaba con un bikini negro que le quedaba hermoso, estaba hecho para su cuerpo, la silueta más bella que he visto en mi vida, correr tan graciosamente por el mar.

- Alcánzame si puedes. - Gritó agitada por el esfuerzo.

    Y corrí persiguiéndola. Corrí y corrí. Ella se dio media vuelta, me miró fijamente con una mirada traviesa, casi infantil, pero tan adulta que me dejó claras sus intenciones diciendo "Caíste en mi trampa". Diciendo lo que confirmaba mis sospechas y se montó sobre mi. SE MONTÓ SOBRE EL TODO DE MI. Se montó sobre mi y me dio el beso más apasionado que podría alguien imaginar. Estaba tan exaltado, tan... excitado ya a ese punto. Me besó, la besé, nos besamos. Empezó a juguetear sobre mi, flotando en el mar. Ya ni recuerdo en qué momento empezamos a flotar. Me desconcertaba todo, todo ella y todo su actuar. Jugueteaba, me besaba y se desabrochaba el bikini. Se lo sacó como joven universitaria loca de película gringa.

    Ahora creo que eran cervezas las que bebíamos al principio. De otra forma, no sabría cómo explicar lo bien que lo estaba pasando, aunque ella era así sobria. De verdad era la mejor mujer del mundo y estaba junto a mi.

    El Bikini estaba lejos, muy, muy lejos y me dice que tenía un desafío para mi. Nadar y hacer cosas de clasificación '+18', mientras nadábamos hacia el bikini. Yo solté la carcajada más grande de mi vida y ella me miró con un puchero juguetón y me decía que era en serio, que debíamos llegar hasta el bikini tirando y nadando. 

    La hazaña fue extrañamente realizada. Es difícil y vergonzoso de explicar.

- ¡Tenemos premio para el ganador! - Dijo antes de sumergirse y darme mi premio "under the deep blue see". Era magia en sus labios, en todos ellos. Repito, la mejor mujer del mundo. JUNTO A MI, aunque rápidamente se le acabó el aire y desesperada dice: - Ahora te mato. - Con cara de violadora en serie, con expresión cuántica. Esa cara que pone casi siempre. Cada día y cada que me ve.

- Ahora te mato. - Replicó para montarse sobre mi y terminar esta historia mientras nos dábamos el beso más apasionado, flotando en el mar.


4 comentarios:

Cami Andrea dijo...

Hola Boris! como estás? espero que super bien, bueno, te escribo porque quería felicitarte por el blog ''flotando en el mar'' ME ENCANTÓ lejos lo mejor que eh leído sin duda alguna, tienes unas ideas geniales e inigualables y un gran talento para escribir.
ademas quería preguntarte si me podrías dar algunos consejos para escribir, ya que estoy en proceso de crear un texto. agradecería de corazón que me respondieras y pudieras darme una mano. éxito en todo lo que se te proponga, estoy segura que no perderás tu don de escritor.
te mando un beso enorme.
cami.. una más de tus lectoras.

Boris Edgard dijo...

Hola Camila!! Estoy bien, gracias! Espero que tú también. Gracias por tu exagerado comentario jajaja.

Te recomiendo que me escribas por correo, mejor o al facebook de la página, y así me aclaras las dudas que tienes y vemos qué se puede hacer. Se llama Mente en Azul y Negro, obviamente.

Saludos Cami.

Cami Andrea dijo...

Ya pu! bacán... cuál es tu correo?
oh y disculpa... a veces suelo ser un poco colorienta pa' mis cosas... juuijui

Boris Edgard dijo...

bbetancur2009@alu.uct.cl