Leyentes de este lugar

Tódo para el blog

Dibuje, pinte, raye ñ.ñ

jueves, 21 de mayo de 2015

Sobre amor y otras cosas no tan cursis como esa



Sobre amor y otras cosas no tan cursis como esa 

      El amor, el amor, el amor. Detesto las cursilerías que estas palabras traen consigo y no es que yo no las diga, porque también lo hago, pero lo que detesto es las ideas que trae. Afortunadamente no he sufrido por esas ideas porque dejo todo claro siempre, sin embargo es mi forma de ser la que hace que siempre sea el que debe escuchar: “MI PAREJA SÓLO QUIERE SEXO Y HABLAR COSAS QUE NO ME INTERESAN” y cosas similares con largos rezos de por medio, claro. 
      Pocos han pensado que el amor es más que las cursilerías, eso lo tengo claro y es probable que quién me esté leyendo, aun no entienda que el amor no es sólo palabras bonitas, sino que también debe contener tres cosas muy importantes: 
            - Amistad, con la cuota de diversión y confianza que ésta merece. 
            - Guerras intelectuales. 
            - Contenido para mayores de 16. 

      Claramente si estamos con una persona es porque confiamos en ella y porque nos llevamos bien con la misma y si es así me pregunto ¿POR QUÉ TANTAS PAREJAS PELEANDO POR TODO DÍA A DÍA? La respuesta es simple: primero, porque no confían en esa persona y, segundo, porque se ponen celosos al más mínimo atisbo de peligro o se desesperan porque hay cosas que en realidad no conocen de su pareja. ¿POR QUÉ MEJOR NO HACEN ALGO BIEN Y DEJAN DE ALEGAR LESERAS? Sería más simple buscar una manera tierna de resolver pronto el problema y (CLARO!!) dejar de lado el orgullo, porque éste es el que hace a la gente tonta. Ahora bien, sabemos que debemos confiar en la otra persona, pero no lo hacemos. Aun así, puedo afirmar que también es necesario un poco (algo casi mínimamente pequeño, una pizca) de CELOS. Sí, suena contradictorio, pero analícenlo; es mejor tener una pareja que siente que la quieren a través de un poco de celos (MUY POCOS) a una que cree que le tienen botada/o porque no hay nada que indique preocupación para con ella/él. A esto último le denomino (gracias a alguien muy especial que me guió en este concepto) ser CELOSO TIERNO y me declaro como tal, además. 
      Adicionalmente, una relación necesita ir renovándose minuto a minuto, para que no se desgaste y no caiga en lo monótono. Para esto es necesario una serie de factores imprescindibles en AMBAS PERSONAS: ser chistoso, alegre e impetuoso, un poco falto de respeto (pero aquí sí que una pisca aun menor que la de celos), en donde de vez en cuando se escape un improperio que suene a rabia o a chiste. También es necesario ser innovador (y no sólo en este tema, sino en el contenido para mayores de 16, que ya viene) inventando lugares nuevos donde ir a pasear o donde simplemente caminar y disfrutar del día, aprovechando también un día de lluvia y mojarse en compañía del amor, caminar de la mano y quizás sacar un cigarrillo que es tan delicioso con agua en el techo y un café en una taza. Aprovechar (MUCHO, también) los días de sol y salir temprano y con ropa abrigada, para ir desabrigándose de poco en poco. Hay que hacer entretenido el noviazgo, disfrutarlo y hacerlo provechoso. Nunca están demás las visitas a los museos (aun que desafortunadamente a mucha gente no les gusten), a tocatas o todas esas cosas. Compartir los gustos personales con los del otro. Eso hace bien. 

      Por otro lado, podemos decir que si bien una relación se basa en buenas intenciones y puro amor, también podemos decir que una relación (y el amor mismo) es pura guerra, una estúpida y sensual guerra. Quiero decir, la mejor forma de mantener viva una relación es con una feroz batalla intelectual y una aclimatada guerra de pasión. Siempre es bueno discutir sobre cultura, sobre imaginación, sobre creencias y algunas hiervas locas, pero siempre (SIEMPRE Y DEJAR MEMORÁNDUM AL RESPECTO), SIEMPRE con tolerancia y en cuanto uno de los dos ve que va para una pelea, debe de inmediato ceder el pase de la razón al otro aun que éste crea que el otro está equivocado. Por lo general estas conversaciones llevarán a ambos a una satisfacción inigualable y de niveles intelectuales que son difíciles de llenar con otras personas y que, según yo, sólo se puede hacer (además de con la pareja) con personas a las que uno admira. 
      Me sorprende que algo tan complejo lo haya podido describir en tan pocas líneas. Me siento orgulloso de mí, pensé que serían varias páginas. 

      Finalmente y no menos importante (también para algunos más califas podrías ser lo más importante, dependiendo del termostato de cada persona), el contenido erótico de cada pareja, la diversión que puede incluir algunos vicios y más que nada... MÚSICA. Sí, quiero decir que el contenido para mayores de 16 refiere básicamente a “SEXO, ALCOHOL Y ROCK’N ROLL”. Aun que la frase no me ayuda, por su orden, voy a explicarlo al revés. El Rock’n Roll como tal o la música que ambos pueda llegarlos a prender, ya sea emocional o físicamente, basta al momento de compartirla para hacer de cualquier rato, algo mejor, pues es elemental que si a tu pareja permite acompañar los momentos con la música que tú desees te sientes bien, realizado y te hace llegar a niveles de amor indescriptibles. Porque la música mueve nuestros mundos, lo queramos o no, ésta nos permite disfrutar todo de una manera especial. 
      Respecto al alcohol, muchos no concordarán, pero puedo asegurarles que puede lograr diversión fraternal en una pareja. ¿Por qué? Simple, partiendo por el hecho de que los primeros (y la mayoría) de los tragos que cada uno de nosotros hemos probado, lo hemos hecho con amigos o con nuestra familia más cercana, independiente de si ha habido personas ajenas a esto, siempre hay alguien especial compartiendo un trago (OJO, NO DIGO QUE CONOZCAMOS A NUESTRA PAREJA EN UNA FIESTA, PORQUE A MI PARECER ES LA PEOR SITUACIÓN QUE PUEDA EXISTIR). Ahora bien, el compartir una botella con tu ser amado puede resultar muy entretenido, no a niveles desastrosos y vergonzosos de borrachera, pero sí a niveles que te entreguen el estar “arriba de la pelota”*. Prontamente, esto se transforma en un aire de renovación para la pareja, aun que se haya hecho una sola vez en 20 años, resulta bueno. 
      Ahora sí, FINALMENTE, el bendito el sexo. Hacer el amor es lo más importante, pues según lo observado en mi círculo, muchas relaciones terminan por un mal trato en la cama, por falta de caricias o por falta de ideas nuevas, etc. Para triunfar en esto hay que ser ingenioso (INGENIERO) y tener un buen proveedor de métodos anticonceptivos (JÁ), junto con las hierbas mencionadas en los puntos anteriores. Qué quiero decir con esto, pues básicamente que una pareja que se lleva mal en la cama, quizás no es una gran pareja y quizás tampoco tiene futuro, pero ¿A QUÉ SE DEBE ESTO? Yo lo atribuyo a todo lo anterior, pues creo que una relación a la que le falta confianza y fluidez y que sufre de escasa creatividad, difícilmente va a lograr algo en la cama llevando directamente al aburrimiento de uno de los dos, pues hacer el amor, es vital para una pareja... y para una persona el sexo, como tal, es necesario aun que sea como filtro y aquí es donde las personas que no son capaces de hablar las cosas, las personas cobardes y las personas que de por sí son malas, cometen infidelidades y claro, echándole la culpa a esto, pero son ellos mismos los culpables (POR ÚLTIMO TERMINEN CON SU PAREJA Y LUEGO VAYA Y PROSTITÚYASE GRATUITAMENTE). 
      Hacer el amor es lo mejor, es de por sí lo más rico y más rico que el sólo sexo. Hacer el amor mantiene a una relación viva, pero necesita obligatoriamente de amistad de pareja, guerras intelectuales y ojalá de otros contenidos para mayores de 16, sino es así, OLVÍDESE DE QUE ESTÁ HACIENDO EL AMOR... es sólo una cachita**, se lo aseguro. 
      Ahora bien, hacer el amor no es sólo llegar y poner lo que hay que poner donde haya que ponerlo, tiene su ciencia... y el kamasutra si sabe de esto y, según yo, junto con las películas porno, son buenas ideas para mejorarlo en caso de que se vayan aburriendo de él. Por otro lado, hacer el amor tiene sus consecuencias, por lo que hay que tener un buen proveedor de métodos anticonceptivos, PORQUE NINGUNO ES 100% EFECTIVO, independiente de lo que le diga la enfermera, la matrona, la ginecóloga o quien sea, SIEMPRE ESTÁ EL RIESGO LATENTE. No digo que porque tengan un buen proveedor todo será seguro, pero en caso de que se acaben los condones por ejemplo, tenerlo a mano o sino, a ocupar las manos o a pensar y dar ideas... el otro/a a ver si acepta... 

      Al final una relación necesita, en resumen, de confianza y de amor para triunfar... respeto por sobre todo y tolerancia. Al final la droga para cualquiera, es la persona que más te llena. 

      PD: SEXO ALCOHOL Y ROCK’N ROLL, así todo junto, es mejor!! 

*ARRIBA DE LA PELOTA, para mis lectores extranjeros, es un término chileno que significa que uno, luego de disfrutar mucho de algún trago de alcohol o droga o mera adrenalina (de diversión), disfruta más de la fiesta o celebración a pesar de cualquier estado emocional previo a este, llegando a hacer cosas que quizás sobrio no hubiera hecho, como bailar sobre una mesa o en un tubo de streeper, coquetearle a alguien o cosas símiles. 

**CAHITA, es una palabra chilena que deriva de la palabra CACHA, que es de orden vulgar y que hace referencia directa al sexo como tal, sin amor ni complicaciones. Al ser esta una “Cachita” y no una “Cacha” quiere decir (en este contexto) que tiene una cacha, pero con un poco más de importancia, después de todo son pareja, pero no están haciendo el amor... ¡métanselo en la cabeza!

1 comentario:

Patricia Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.